Diferentes modelos de Juanín

 

juanin--bebe

Ya os habeis dado cuenta – nos relata Mariquita Pérez – de que yo tenía un hermanito con el risueño nombre de Juanín. Me encontraba tan sola y desangelada detrás de los cristales de la tienda, que no paré de protestar, chillar y berrear hasta que mi mamá me complació. Bueno, basta ya de cantinelas – me dijo disgustada – mañana mismo voy a encargar un niño a la cigüeña porque no aguanto más tus lloriqueos. Y así fue. A los pocos meses vino de París – me aclaró mi mamita querida, aunque yo no me lo creí – un bebé simpaticote y agradable al que no dudamos en ponerle Juanín bebé. Bueno eso es todo. Ahora os dejo para que continúe la historia de mi hermano chiquitín y de otros acompañantes que compartieron conmigo los maravillosos escaparates que mi mami se encargaba de engalanar.

Si bien Mariquita Pérez se inventó al final de la Guerra Civil y logró abrirse camino en la dura posguerra, su hermano nació, en 1941,

La creación de Juanín bebé no tuvo un preámbulo tan laborioso y concienzudo como el de su hermana mayor. El nombre surgió rápidamente de forma espontánea. Resultaba un apelativo musical y, además, se identificaba con lo familiar y popular tan en boga por aquel entonces. Juanín, sin embargo, nunca tuvo el honor de alardear con el apellido de su hermana. Juanín Pérez habría resultido un tanto formal y un poco alejado de la imagen alegre y salada pretendida por Leonor.


lote_20004_41

Primer modelo de Juanin bebé 

La primera tirada de Juanines superó el millar, pues ya no se trataba de una experiencia piloto: Leonor ya había realizado con Mariquita su peculiar trabajo de campo. Juanín bebé, de esta manera, nació bañado al duco como su hermana, con ojo fijo, pelo pintado y pestañas decoradas. Más que el muñeco en sí, lo que impactaba de Juanín bebé eran los múltiples detalles que jalonaban su vestimenta: las camisitas de arriba abajo, los piquitos o los patucos entusiasmaban a las niñas. El vestuario de este originario Juanín era uno de los más elaborados gracias a los numerosos bordados que llevaba. Usaba zapatitos, babero y pañales braguita en felpa y batista. Las técnicas de realización de su vestuario no escatimaban en gastos ya que se utilizaba el laborioso punto de cruz, festones, bainicas, encajes en sus faldones y entredoses y además, los materiales – por ende – debían de ser los mismos que los de Mariquita; es decir, de primerísima calidad.

Al igual que su hermana Mariquita está realizado en cartón piedra,  la primera tirada juanines tenian el ojo fijo de cristal.

mtfce053927_r

Primer modelo de Juanin bebé 

Segundo modelo de Juanin bebé

Se  realiza con los mismos materiales que el segundo modelo de Mariquita. Los ojos  son del mismo tipo de cristal, la ceja de trazo,  las pestañas  y el cartón son  de la misma calidad  que el de   su hermana mayor.

Otra particularidad de éste modelo de juanin es la mano abierta.

dsc00027

Segundo modelo de Juanin bebé, con mano abierta

El primer y segundo  modelo tiene el pelo decorado en un tono mas marcado.

 

Tercer modelo de Juanin bebé

juanin_bebe

Tercer modelo de juanin bebé mano cerrada

La piel de Juanin toma una tonalidad mas morenita el ojo de cristal azul intenso y demas materiales    recuerdan a las mariquitas de 1943.

Cuarto modelo de Juanin bebé

En el cuarte modelo, Juanin tiene ojo acrílico, las manos  abiertas en unos  y en otros cerradas indistintamente

 

dsc00042

dsc00020

 

 

Como podemos ver,  la evolución de Juanin es paralela a la de su hermana Mariquita

mtfce053908_seq_002_r

dsc00039

dsc00047

dsc00051

dsc00036

 

Juanin de celuloide años 50

En los años 50,  se hace una tirada de  Mariquita y Juanin bebé  de celuloide

 

dsc00043

 

Accesorios de Juanín Bebé

 

dsc00052.6jpg

accesorios-de-juanin-bebedsc00030

dsc00053

dsc00064dsc00062

1883404_gal1